¡Postres con Frambuesas!

¡Buenos días familia TCUIDA! En verano una de las mejores maneras de combatir el calor, es haciendo comidas fresquitas y ligeras, que nos evitan la pesadez a lo largo del día. Para poner esto en práctica, nuestra mejor alternativa (a cualquier hora) son las frutas y como ya hemos visto, en verano podemos contar con gran variedad de frutas, que además de preciosas…¡están riquísimas!

Hoy os dejamos 3 minirecetas increíbles para disfrutar de la frambuesa.


¡Polos de yogur y frambuesa!

Ingredientes

  • 4 yogures griegos
  • 200 gr de frambuesas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 50 gr de chocolate para fundir
  • bolitas de azúcar de colores (para decorar)

Pasos:

  1. Tritura los yogures, el azúcar y la mitad de las frambuesas (pon en un bol)
  2. Tritura la otra mitad de las frambuesas (pon en otro bol)
  3. Rellena los moldes con la mezcla de yogur hasta la mitad y deja congelar.
  4. Saca del congelador y rellena los moldes con el zumo de frambuesas (vuelve a dejar congelar hasta que esté completamente sólido)
  5. Saca los moldes y ponlos debajo del grifo con agua caliente para desmoldar más fácilmente. Introduce la punta de los polos en chocolate fundido (al baño maría o en el microondas), espolvorea unas bolitas de azúcar de colores.

¡Panacota de frambuesas!

Ingredientes

  • 200 gr de frambuesas
  • 200 gr de nata
  • 100 ml de leche
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 4 cucharadas de azúcar

Pasos:

  1. Pon las hojas de gelatina a remojo.
  2. Calienta la nata con el azúcar e introduce las hojas de gelatina.
  3. Tritura las frambuesas con la leche, añade la nata y mezcla bien.
  4. Reparte la pannacotta en platos. Cuando se templen, mételos al frigorífico y deja que cuajen.

¡Helado de cuajada con frambuesas!

Ingredientes

•    1/4 l. de helado de nata
•    1 cuajada de leche de oveja
•    25 frambuesas
•    3 cucharadas de azúcar
•    unos arándanos
•    unos canutillos
•    granadina y unas hojas de menta

Pasos:

  1. Para la salsa de frambuesa: pon las frambuesas en una sartén con 2 cucharadas de azúcar, a fuego lento y machaca las frambuesas hasta conseguir un jarabe.
  2. Coloca el helado en un vaso batidor, deja que se derrita un poco, agrega la cuajada y un poco de azúcar (reserva otro poco para el final) y tritura.
  3. Adorna el borde de las copas mojándolas con granadina y después, pasa el borde por el azúcar.
  4. Vierte el sorbete de cuajada y un poco de salsa de frambuesas por encima. Coloca dos canutillos.